Avisar de contenido inadecuado

Atardecer de una mirada

{
}

Atardecer

Entre los cristales que separan mi mirada de la realidad, hay un cielo uniforme que abarca el tiempo que añoran mis sueños. Hay tejados en construcción y diáfanos espacios, tras ellos es posible que la vida pueda lentamente caminar en el ir y venir de instantes que son como prisiones o quizás campos abiertos y dorados que sobrepasan los sueños y se internan en la imaginación. Cuando un atardecer se apodera de ti, caes en el influjo de una luna que aún no se deja ver, pero sabes que está bañando ese mar que añoras más allá de horizontes desconocidos que esperan la esencia de tus huellas al caminar sobre ella, o la forma de tu cuerpo anclado en esa arena dorada y que conserva la esencia de un sol ardiente que nunca quema y que sólo curte tu piel.

Entonces imaginas que entras lentamente en la orilla de una mirada perdida, que te encontró por casualidad, se fija en el contorno de tu cuerpo, o quizás prescinde de ello y se pierde en la profundidad de tu mirada y ve la belleza del atardecer en la inocente intención naciente de un beso, un beso que nace en la mirada, que se apodera del deseo que esperan en unas manos dormidas por el tiempo y que despiertan al amanecer con huellas en la piel. Es posible crear una luna intermitente que te baña cuando tú me despiertes, es creíble sentir la luz rodearte, cuando la noche a veces te lastima en su oscuridad y tú me sientes.

Tengo algunas veces un atardecer entre mis manos que nunca crece, se para, pero nunca se pierde, permanece latente, sumergido en las simientes de todos los caminos que no he andado, de todos los cielos que no han visto mis ojos, de las aguas que no han podido acariciarme al amanecer, permanece incluso prendido en el deseo de una mirada, que busca la sonrisa de mis ojos y el contorno de mis labios. Habrá un atardecer que grite al horizonte más cercano cuando la sensualidad de unos gestos, despierten el erotismo escondido en una intención hecha realidad. Las yemas de mis dedos gritan sensaciones que reflejan su sombra en el mismo momento que la lluvia pretende, esconder ese sol que espera impaciente descansar, cuando mi luna intermitente, refleja tu mirada tras los cristales de sentimientos pendientes al nacer una atardecer que nos pertenece.

 

 

 

{
}
{
}

Comentarios Atardecer de una mirada

Excelente,felicitaciones sigue escribiendo!!!
daisy daisy 28/08/2008 a las 01:24

Deja tu comentario Atardecer de una mirada

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre