Avisar de contenido inadecuado

Adios, Ana Belio en Máter

10/05/2010

No me digas adiós.

 

Vi al pasar la senda de un camino que buscaba un nombre,  guijarros descolocados por puro azar, buscaban huellas que al rozarlos, se olvidaran de su dureza y sintieran la transparencia de su esencia.

 

Yo al verlos en mi camino, pensé que eran como mis sentimientos que siempre había creído que yo los ordenaba, pero en realidad, se dejaban llevar sin pensar en qué camino...