Avisar de contenido inadecuado

Ana Belio, Lectores en Máter

17/03/2014

Amor perdido

Lo mío nunca fue jugar a vivir. La vida parece un juego en determinadas etapas de la vida, sin embargo, los dedos de tus manos son como naipes colándose por todas las rendijas del destino.

Si te paras a pensar en el ayer, encuentras siempre decisiones equivocadas, acciones sinceras y mal interpretadas, pensamientos fugaces llevándote a ningún sitio, y también,...