Avisar de contenido inadecuado

¿Qué han hecho con nosotros?

{
}

 TAGS:

Hay días que me siento débil de fuerzas, pero no físicas, más bien son anímicas.

Estoy tremendamente defraudada con todo nuestro sistema político, y eso que aparecen nuevas fuerzas como PODEMOS, que cuando escuchas a Pablo, piensas que si realmente fuera verdad, pues la esperanza de alguna manera resurge.

Pero necesito mucho más para dar mi voto, reconozco que no soy votante fácil, me pienso y repienso a quién le doy mi voto, y cuando tengo candidato o candidata (menos usual) le sigo, resigo, y miro con lupa toda su trayectoria.

Antes no me sucedía, pero después de ver a mí alrededor familias hundidas, niños infelices, bancos prepotentes, los precios abusivos de los libros de mis hijas, a políticos insultando y descalificando a quien creen pueden temer, y sufriendo en carne propia las consecuencias de tanto abuso y engaño, supongo que se entienda que he perdido la ilusión por dar un voto y en consecuencia, dar de comer a alguien con mi apoyo.

Y es que eso es últimamente dar tu voto, dar de comer y engordar a políticos que no son capaces de pensar en el pueblo llano, que no entienden de miradas perdidas, o ilusiones y esperanzas hundidas, gentes a quien un día voté, y que ahora me roban para vivir mejor junto a su familia y amigos, que se colocan en administraciones de empresas enganchadas al carro del fraude, y a quienes abofetearía, cuando mis hijas me cuentan,
que comparten su bocadillo del recreo con amigas que no llevan nada.

Veo a personas que quiero sin trabajo, a otras que han perdido su casa, y pregunto:

Por bien que pudieran ir las cosas a partir de ahora o en unos años… ¿quién les devuelve o gratifica por lo perdido? ¿Hay algún político o aspirante a serlo, capaz de responderme?

Votaré a alguien cuando reconozca que su tamaño interior, es tan grande como la pobreza que domina a este país.

¿Qué han hecho con nosotros?

{
}
{
}

Comentarios ¿Qué han hecho con nosotros?

No entienden, Anna, de proyectos cancelados. No saben cuánto han cambiado la vida de muchas personas por su despilfarro. Viven en otro mundo, el suyo, deshumanizados y vacíos, intentando llenar el saco de la avaricia que, como sabemos todos, tiene el fondo roto.
Pero la vida es justa, dice mi madre, y sé que la factura no tardará en caerles, de uno u otro modo.

Deja tu comentario ¿Qué han hecho con nosotros?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre