Avisar de contenido inadecuado

Lucía

{
}

Lucía

 

Lucía como arte en palabras vanas. Podemos cerrar los ojos y perdernos en las cuerdas de toda una vida, encerradas en una sencilla guitarra.

Los recuerdos se repiten, se adueñan del pasado, sucumben ante al amor, antes del desamor, después del mañana, y también en la interpretación de las notas cansadas de una mirada.

Cuando una vida se va, unos ojos se cierran a la luz de la mañana, a los colores del atardecer nunca descritos en la puerta del fin de todo aquello que te entregué; se mueren las huellas del siguiente amanecer, se esconden las miradas robadas al atardecer, se va la oportunidad de volverte a ver.

Se queda el poso del aliento envuelto entre los dedos, se movían cuando hablaban con los sentimientos, nacían las notas, se abrían las llamas de lo nuestro, de la pasión, del arte, del desamor enredado entre las cuerdas tensas de una guitarra que si has sabido entenderla una sola vez, siempre seguirá gritando.

No existe un adiós, si sabes decir hasta luego, o hasta siempre.

 

 

 

 

{
}
{
}

Comentarios Lucía

Tu comentario me ha hecho conocer tu blog, que me parece muy bello y rezumante de poesía. Cada una de tus frases son un verdadero compendio para la meditación.
Bello comentario josillou, muy agradecida.
anna anna 02/03/2014 a las 12:40

Deja tu comentario Lucía

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre