Avisar de contenido inadecuado

Neón

{
}

Neón

Se acercaba sin pensar en nada, parándose en los escaparates que reflejaban la imagen de toda la realidad. Bajo luces de neón, con la única e inconfundible alfombra del asfalto desgastado de huellas desconocidas, incluyendo las de ella que se confundían alteradas por el ambiente silente de la noche.

 

A lo lejos, luces que subían y bajaban de un viejo edificio, y que bien podrían ser los movimientos de los ascensores que cubrían de forma automática, la soledad de quién apretaba los botones luminosos que conseguían como último eslabón, hacer regresar a la realidad a almas solitarias.

 

 

 

En esos momentos las ideologías se quitaban máscaras casi desdibujadas en el tiempo, se apretaban entre ellas, se evaporaban entre dedos que no encontraban su sitio, y buscaban manos desconocidas para poder entrar en la silueta del tacto, en la sombra de los colores ocres del atardecer, en la incertidumbre o ilusión de los primeros reflejos de cualquier amanecer escondido en el horizonte, pero conocido en la retina del tiempo.

 

Y el amor, escondido y agazapado en aquella puerta cerrada, sonreía porque no habían conseguido quitarle la llave, que le marcaba las palmas de sus manos

{
}
{
}

Comentarios Neón

qué maravilla¡
sin palabras quedo.
a tus pies anna......siempre eres y serás  la reina¡
Un alegato triste a la soledad y al desamor
... precioso ... las palabras brotan de tus dedos como manantial selvático
Un grande ... grande ... amore.
esta bonito para verlo otra vez
Bonito, pero me pareció demasiado egoísta y triste ese amor, para que quiere llaves?

Un beso Anna.
luzdeluna Luz 03/05/2010 a las 15:20
Luz, precisamente es al contrario, el egoísmo a menudo cierra las puertas al amor, y la llave la tenía el amor...es una metáfora, al amor no cosniguieron quitarle las llaves que abre las puertas.
anna anna 03/05/2010 a las 18:23

Deja tu comentario Neón

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre