Avisar de contenido inadecuado

Segundo apellido.

{
}

Segundo apellido.

Cuentan en mi ciudad las abuelas que han sobrevivido a sus maridos, las historias de fúsiles que aunque todavía recuerdan, no se atreven a decir en voz alta.

No atreverse, no por miedo, no atreverse porque al recordarlo se hace un nudo en las entrañas, ésas que rugían en la miseria del hambre burladas con mondas de patatas fritas, cuando las sirenas les hacían agarrar a los hijos y correr por el asfalto roto, machacado por los seres que llevaban el apellido de la guerra.

Los píes se precipitaban al suburbano que entonces, no sabía de modernidades e ignoraba que si estiraba los brazos al futuro, podía tocar con la punta de los dedos, el progreso en saltos de 20 años o más...

...Cuentan, se miran entre ellas buscándose en las miradas de la complicidad que han vivido la misma historia, miradas que salen desde dentro, en las ausencias que se han olvidado a fuego lento en los andenes de la memoria que todo lo graba, y a la vez, todo lo aniquila cuando se aparta para morir en el callejón del dolor.

Dicen, que cuando todo acabó, muchos se empeñaron en buscar un segundo apellido, para darle nombre a lo innombrable, para darle un segundo apellido al asfalto que al sobrevivir, le han tapado las heridas con huellas de distintos nombres, pero de raíces que por debajo, suelen llorar cuando sus antepasados y sin saberlo, pisan la sangre seca a la que ya no reconoce ni la lluvia.

Cómo una estampa, decía con énfasis en la voz la del moño, sí, aquella que una vez perdió a la más chiquita, cuando al ruido de sirenas una bomba desde el aire infernal, dejó ese cuerpecito inerte en el suelo porque el susto fue más grande que su pequeño corazón (...)


Y tiraba de los otros, que sin dejar de mirar atrás, veían a su hermana sin entender nada. Pero no eran tiempos de pararse a llorar, eran tiempos de tragarse las lágrimas y así de paso, salvar a los demás. Y se salvaban sin saber de qué escapaban, y seguían sin saber el porqué de su lucha, y sin soltarse el pelo de la nuca, lloraba cuando las luces se apagaban, y esperaba a que volviera la luz del día para abrazar el cuerpecito que todavía ahora abrazo, aunque se haya perdido su vida en el la más absurda confrontación teñida de rencor entre nacionales y republicanos.

Republicanos con nombres de poesía esparcida en caminos desconocidos, mientras caminaban de espaldas a lo absurdo, poetas non gratos por sus ideas y que la historia se ha ocupado de no robarnos, y de abrazarnos entre los brazos de la cultura que nunca murió con ellos...republicanos anónimos con el último pensamiento de sus hijos bajo el ruido de un pelotón numeroso, anestesiado de conciencia pensando siempre que era el del al lado el que tenía la pólvora asesina...

...Y había recuerdos para los nacionales también caídos, porque algunos cayeron, pero entonces ellos no fueron prisioneros, fueron los verdugos de algunos recuerdos que ahora se cuentan en voz alta, de nombres perdidos en fosas anónimas y que ahora con su moño, esperaba para que todos y cada uno de ellos, pudieran mirar al presente y se supiera el lugar que habían dejado vacío.

Como el vacío del hambre que nunca se ha vuelto a saciar, aunque la abundancia nos quiera hacer olvidar; pero nada se olvida, ni siquiera la muerte lo borra.

Se tarda en entender lo mucho que cuesta encajar el rompecabezas del sufrimiento, mezclado con el egoísmo de quién no lo ha vivido, de aquel que ha intentado transformar la sangre vertida, en monumentos de piedras tan blandas como el agua, de aquellos que ignorantes aún no saben, que aquí nunca hubo una cuestión de razones, sólo fue no saber encontrarle los píes al respeto, y tildar a la tolerancia de calzarse con ellos cuando se los veían planos y no aptos al servicio de la palabra que une, comunica, y se eleva más allá de la razón, aunque fuese sin alzar la voz.

(...)Mi Lolita, no sobrevivió, ella no pudo dejar la palabra escrita de otras Lolitas, como aquel que sin dejar de mirar atrás, guardó el semblante de lo perdido para desmembrar con el tiempo las espinas de ese tallo, y que a pesar de tanto pinchazo y bastantes heridas, le ha dejado la rosa limpia, rosa que morirá, pero hasta entonces, será la belleza en la vida de muchos ojos, y será bañada de las gotas que pareciendo rocío, serán en realidad, las lágrimas que no han de morir, porque mientras estemos vivos, nunca se han de olvidar de su segundo apellido.

-Siempre me descansa la memoria cuando instantes que se alargan en intensidad de sentimientos, me abrazan con una calidez que nada tiene que ver con lo físico.

Son los recuerdos de lo contado, de aquello que alguna vez, se quedó grabado por la fascinación de la voz que narraba, y que a la vez, te hacía escribir sin saberlo en la memoria, cuando perdías la noción del tiempo, interpretando las miradas del dolor en los recuerdos contados en voz alta-.

{
}
{
}

Comentarios Segundo apellido.

la verdad es que somos muy afortunados de no haber vivido aquello, de no haber vivido nunca de cerca una guerra

mi beso

amor en libertad amor en libertad 17/10/2008 a las 00:48
Precioso escrito,que confirma una frase de un hombre de letras  (Daniel Alfonso Rodriguez)al ver las ejecuciones injustas,....no entierran cadaveres entierran semillas,por la memoria historica y la justicia,esas semillas ya han brotado y a pesar de todas las trabas y artimañas ,...podran cortar todas las flores pero no detendran la primavera,Salud y Republica.(perdon por haber dado un toque tan politico a esto)
castelao 17/10/2008 a las 06:38
Hola Ana; ¿has leído "El corazón helado"? Empieza con una frase de Machado: una de las dos Españas ha de helarte el corazón.

No sé si te gusta almudena Grandes (a mi me encanta), y este libro concretamente me conmovió y tu texto también.

Yo soy una nieta de esas dos Españas, pertenezco a esa primera generación de españoles que no hemos conocido el miedo, que hemos vivido con libertad y que pensamos lo que nos da la gana y lo decimos en alto y, a pesar de ello, cuando miro hacia atrás y recuerdo las historias españolas, de esas dos Españas sigo sintiendo un peso en el corazón y los ojos se me llenan de lágrimas y no lo puedo entender porque yo no estaba allí, pero es como si hubiera estado.

Un besito
Reina Reina 17/10/2008 a las 09:37
Anna, has conseguido plasmar el dolor de una guerra y sus secuelas con poesia,  llevarnos a tierras de nadie, ver y transportarnos por otros ojos lo que no hemos visto, y hacernos pensar en  los que la sufren ahora.
Cada día me dejas más perpleja.
Besos Anna!!!
Bueno este tema queridos amig@s, para mí es doloroso, quizás porque en mi familia todos eran republicanos, y ya sabemos que salieron perdiendo en cuestión de bajas, desapariciones y sobre todo dolor...y si no que se lo pregunten a Garzón.

Lo que he escrito es fruto de lo que me contaron mis dos abuelas, y mi padre, que era el niño que miró hacia atrás viendo a su hermana pequeña muerta a causa de la bomba, y es cierto que se llamaba Loli, y la llamaban Lolita, por eso mi hermana se llama igual porque él así lo quisó.

Y también es cierto que cuando veía el dolor en sus miradas al contarlo, yo siendo niña y adolescente, casi, casi, podía verlo...

No he leído el corazón helado, lo tengo pendiente reina,  y sí, me gusta Almudena Grandes, Malena es un nombre de tango, es de mis preferidas de ella.
¿sabías qué es buena amiga de Joaquín Sabina?

Un fuerte abrazo.
anna anna 17/10/2008 a las 23:04
Hola Anna, me agradó muchísimo tu relato, me encanta todo lo que escribes... gracias mi querida Anna...

Feliz fin de semana



Desde el lago de Chapala, Jalisco, Méx. (a 20 minutos de la Zona Metropolitana de Guadalajara)

Saludos y un freterno abrazo
Son tantas las familias rotas, tanto el dolor en esos ojos que cuentan, precioso escrito, no tenemos que olvidar nunca, aunque no lo hayamos vivido, a casi todos no lo han contado, de una forma o de otra, no tiene que pasar mas, por eso es bueno recordarlo aunque sea tan doloroso.

Besos Anna.

luzdeluna Luz 18/10/2008 a las 14:36
Y no terminamos de aprender.
Ni siquiera aprendimos que la confrontación y la división irracional no lleva a nada.
Y todavía hoy alimentan el odio que aún subyace en muchos con promociones como "colección de sellos de las dos españas" o con titulares "Garzón reabre la confrontación entre las dos españas".
Que no hay dos españas. Hay familias rotas, divididas, disueltas. La ideología poco tiene que ver con el fin de la vida.
Cierto, qué suerte no haber vivido aquella guerra. Qué suerte.
Pero parece que hoy vivimos aletargados, sin motivos para luchar, sin espíritu rebelde. Acomodados entre la PSP y el mando de la mierdatele. Hoy ya no luchamos, casi no con el verbo. Dejamos que todo transcurra. Mientras sigan poniendo fútbol en la tele..., que me dejen en paz.
Ni qué hablar de los pijos de mierda de dieciocho años que lucen sus banderitas rojiamarillas en los cuellos de sus camisetas y curran de lo lindo al sudamericano de turno o protestan porque se les ha instalado una familia colombiana en el bloque.
¿Dónde están los Lorcas de hoy?, ¿Los Albertis y todos aquellos que dieron su vida por una ideología cargada de libertad?
No sé, creo que he perdido la esperanza en el ser humano. Por lo menos podríamos haber aprendido algo de aquello.
Pero no.
La historia de la humanidad es una sucesión de odios y enfrentamientos,  hasta en la ficcion, Abel murio a manos del hermano por envidia, esa es nuestra historia y esa es nuestra realidad, muy triste pero así es.
pepebadajoz pepebadajoz 18/10/2008 a las 21:08
lindo post anna. te envio muchos besos...guapa¡¡¡ reina del blog¡¡

te kiero¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Es el tiempo
una herida añeja
que nada deja, nada busca
                                                                                                                                            .
Es la sangre de mi hermano
el aedo de pólvora
que construye
en su carne
                                                                                                                                             .
Golpeando sin guante
la conciencia
silente
                                                                                                                                             .
Pinta hermano mi horizonte
dame una pizca de fe
y una tela capaz de
surcir mi sentido
                                                                                                                                             .
Que mi alma infectada
de rutina nacionalista
olvida el trajín
del que suda
para comer
                                                                                                                                             .
Que pauperismo vivimos
los que sólo de la
mano analfabeta
mantenemos
la vida
Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Es un tema triste sí, pero siempre mirando hacia el futuro.

Cumbre me agrada mucho encontrarte por aquí, eres siempre bien recibida...ya lo sabes.

Dazein, tus añadidos siempre son enriquecedores. Ya te di mi opinión sobre ti en tu blog...gracias por venir.

Bss.
anna anna 19/10/2008 a las 16:40
CIAO ANNA!!!

Me he quedado boquiabierto son recuerdos espectacularmente tristes y dolorosos, pude ver fotografìas en mi mente de lo que has contado ANNA.
No te pongas triste, llènate de valor porque para muchas personas muy seguramente lo digo, eres su fortaleza.
Por cierto ANN te he enviado 2 correos no sè si los has recibido el ùltimo que te enviè fue para tu cumple, me podrìas decir si te llegaron?


CIAO
SALUTTI
[...]a lecturas que nos regala, no lo tiene ni lo ha tenido fácil, es una autodidacta sin barreras imposibles. Os enlazo para que leáis su SEGUNDO APELLIDO Escrito en Pienso y declaro | Etiquetado amistad, Anna Belio, http://mater.obolog.com,[...]
Abraham mi niño, no los recibí, de haber sido así, te habría respondido.

Pero eso suele pasar a veces por aquí, y siento tu felicitación como si hoy fuera mi día.

Te aprecio mucho.

Bss.
anna anna 19/10/2008 a las 21:56
Creo que en las guerras civiles ---todos .....todos sufren las secuelas.
Mis padres eran niños en la guerra civil ,,,,Española
Pero tanto uno como el otro,," lados distintos"
Me hablaron de las atrocidades de ambas partes,,,
Me hablaron del hambre y frio, me hablaron de sus trabajos y del miedo de ambos lados,,,,
Tanto uno como el otro vieron correr cabezas.
Perder lo poco que tenian y huir a las montañas ,,,correr a esconderse cada vez que oian algo,,,,
Fue tremendo,,,
Pero................Creo en el Amor,,,,
Es hora de traer Paz a esto tambien.
Gracias Anna...mi tiernoabrazo para ti.
lerna Lerna 21/10/2008 a las 11:39
mil gracia Anna por sacar el tema de los perdedores de la guerra civil, es un tema que llevo en el corazón como tu porque tube familiares afectados, y por cierto en el bando perdedor, y aunque es cierto que en la contienda ambos se mataron , lo grave del caso es que despues de acabar la guerra murieron más de doscientas mil personas, y eso si que es muy grave ya no se puede decir que fue luchando, fueron venganzas, traiciones, chivatazos, etc de vecinos, amigos,e incluso familiares, sobre todo en los pueblos donde incluso por deseos de tener los terrenos del otro le acusaban a uno de ser amigo de los rojos y cuando desaparecian se quedaban con sus tierras como pago a la informción dada.
Miles de personas morian sin juicio real, simplemente por ser amigos de X o por tener libros prohibidos, o por ayudar a quienes estaban mal vistos, o por "la ley de vagos y maleantes" que duró hasta los años 60 ( en este grupo cabía todo, homosexuales, republicanos que no todos eran de izquierdas o antiguos socialistas o vagabundos y personas que reclamaban derechos en el trabajo o personas que repartian propagandas en contra de la opresión del gobierno y un larguisimo etc)
Lo que se está pidiendo ahora es simplemente que los familiares de las personas que murieron en la guerra y despues de ella, y que nadie sabe donde fueron tirados, se les pueda dar sepultura con su nombre y que se les reconozcan personas de bien, pues no cometieron ningún delito solo no pensar como los que ganaron.
Hay personas que han aparecido las actas del "juicio" y en ellas dice: condenado por haber declarado que no está conforme con la decisión del alcalde" o otras que dicen " acusado por que nos han dicho Pedro J  y  Juan F, que ha protegido a fulanito y menganito que son personas buscadas por ser amigos de los rojos.

Hasta el año 1967 se siguió matando a personas inocentes, a sindicalistas, a personas democraticas, a personajes ilustres por declarar en público no estar de acuerdo con el Regimen de Franco; desde 1939 que fué el final de la guerra hasta 1967 hay censados más de 200.000 casos de desaparecidos y muertos, ojala algún día todas las familias puedan encontrar a sus muertos y darles los honores de un entierro digno y un reconocimiento de personas inocentes no delincuentes acusados a pena de muerte.
Hay casos tan sangrantes como los que les decían a las familias que tal día les iban a poner en libertad, cuando llegaba el día nadie sabía donde estaban jamás llegaron a sus hogares ni nadie los volvió a ver porque a las 5 o 6 de la mañana un camión salia de la prision con seis, ocho o más personas y a kms de la carcel les decian que se bajaran del camión que eran libres y los mataban allí mismo, dejandolos en las cunetas tirados o tapados con tierra en cualquier camino , eso lo han contado personas que lo hicieron , claro que se les obligaban a hacerlo eran guardias sin rango y los jefes les daban las órdenes, pero eso era diciendolo claro y alto "UN ASESINATO",  pero no pueden pretender que eso se olvide y decir que se van a crear heridas y enfrentamientos, será por parte de los que no quieren  que se hable de ello.
Los que buscan a los suyos no quieren venganza, solo quieren justicia y paz eterna para los que un día desaparecieron.

de nuevo mil gracias amiga, mil gracias en nombre de muchas personas que pensamos y conocemos como pasaron muchos casos,
 gracias por recordar una parte importante de la historia de España, no tan antigua, pues aún hay muchos vivos de esos años y su tristeza debió ser arreglada hace muchos años, pero más vale tarde que nunca, apoyemos como podamos a quienes quieren que esto se arregle.
Pues si, Anna que te vaya muy bien y muchisimas felidades a la enana.
Sitines
Keka 23/10/2008 a las 18:46
Anna muchas veces sentado en la mesa camilla, mi madre y yo, ella me cuenta cosas de aquellos tiempos, que cantidad de bestialidades se hicieron en España en esa maldita guerra, todavia cuando ella habla de eso, se le humedecen los ojos.
pepebadajoz pepebadajoz 27/10/2008 a las 13:42

Deja tu comentario Segundo apellido.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre